Una técnica acertada para casos de dolor muscular y miofascial –un estímulo traumático o de otro tipo provoca pérdida de elasticidad y crea puntos hipersensibles donde el dolor es intenso. Es habitual que se localicen en la espalda o en alguna de las extremidades; también son normales en casos de fibromialgia.
A través de la palpación se localizan el o los puntos que disparan el dolor, conocidos como “puntos gatillo” (“trigger points”). Después, se realiza en ellos una punción con una aguja de acupuntura para disipar el dolor, provocando la relajación del músculo que deriva en una recuperación de la elasticidad.
La técnica, a pesar de la similitud de instrumentos, no tiene relación con la acupuntura y no introduce ninguna sustancia al organismo.

Copyright © 2015 | Diseño web DSM y Lauralofer