Patología – Cabeza – Síndrome miofascial

Patologías

Patologías > Cabeza > Síndrome miofascial

  • INICIO
  • Cabeza
  • Cuello
  • Hombro
  • CODO
  • MANO Y MUÑECA
  • COLUMNA LUMBAR
  • CADERA
  • RODILLA
  • PIERNA, PIE Y TOBILLO

Selecciona en el menú la sección del cuerpo para ver las distintas patologías.

Los videos nos sirven para ilustrar la diferentes patologías y tratamientos.

Son un gran trabajo creativo y divulgativo. Su origen americano está presente en los doblajes.

Compartimos de base su contenido, con matices, principalmente en su tratamiento, que hemos querido ampliarlo con nuestro enfoque en «Cómo lo tratamos en Still Bilbao».

Disfrutarlos, pero no olvidéis que en nuestra consulta estáis «en buenas manos”.

¿Qué es el síndrome miofascial?

El síndrome miofascial es un trastorno de dolor crónico que afecta a los músculos y al tejido conectivo que los rodea. Este se llama fascia. Puede interferir en la calidad del sueño.

¿Qué son los puntos gatillo?

Lo más característico es la localización de “puntos gatillo”, dentro de bandas tensas de la musculatura paravertebral del cuello y en los músculos trapecios, aunque también pueden aparecer en otras zonas del cuerpo.

La presión sobre estos puntos gatillo producirá un dolor intenso, local y también referido a hombros y brazos, junto a una induración que “salta” al palparla. 

¿Cuáles son las causas del síndrome miofascial?

No se conocen por completo, pero están muy relacionadas con:

  • Malas posturas, como la cabeza adelantada al trabajar en el ordenador, ver la televisión o estar con el smartphone.
  • Lesiones previas como esguinces cervicales o lesiones de hombro.
  • Se incrementan cuando hay estados nutricionales pobres o alteraciones psicológicas como estrés, ansiedad o depresión.
  • Puede afectar al deportista de fin de semana que se somete a un esfuerzo exagerado.

¿Cómo lo tratamos en la Clínica Still Bilbao?

En la Clínica Still Bilbao, tratamos el síndrome miofascial reconociendo en primer lugar los factores posturales, nutricionales, tensionales que los predisponen.

Usamos las técnicas manuales de la osteopatía para corregir los problemas articulares y de mecánica de tejidos blandos, de la fisioterapia con técnicas de punción seca para relajar la tensión de estos puntos, y corregiremos los procesos psicológicos de tensión y los nutricionales.