Patología – Mano y muñeca – Tenosinovitis de Quervain

Patologías

Patologías > Mano y muñeca > Tenosinovitis de Quervain

  • INICIO
  • Cabeza
  • Cuello
  • Hombro
  • CODO
  • MANO Y MUÑECA
  • COLUMNA LUMBAR
  • CADERA
  • RODILLA
  • PIERNA, PIE Y TOBILLO

Selecciona en el menú la sección del cuerpo para ver las distintas patologías.

Los videos nos sirven para ilustrar la diferentes patologías y tratamientos.

Son un gran trabajo creativo y divulgativo. Su origen americano está presente en los doblajes.

Compartimos de base su contenido, con matices, principalmente en su tratamiento, que hemos querido ampliarlo con nuestro enfoque en «Cómo lo tratamos en Still Bilbao».

Disfrutarlos, pero no olvidéis que en nuestra consulta estáis «en buenas manos”.

¿Qué es la tenosinovitis de Quervain?

Es una afección de la vaina que recubre los tendones de la muñeca del lado más cercano al primer dedo provocando dolor y limitación funcional en la base del pulgar e incluso en el antebrazo en movimientos de la muñeca.

¿Cuáles son las causas de la tenosinovitis de Quervain?

Los tendones extensores corto y abductor largo del pulgar pasan por un canal osteofibroso para poder dar una serie de movimientos al dedo pulgar, si este canal acumula líquido en la vaina que recubre los tendones no permiten el deslizamiento de éstos a través del canal provocando un fuerte dolor. Entre las diferentes causas que originan esta inflamación se encuentran las actividades donde exista un uso forzado de la muñeca: jardineros, camareros, deportes como el golf o el tenis. Cabe destacar además que es una afección que afecta estadísticamente más a las mujeres especialmente a las madres primerizas. Otras causas que pueden originar este cuadro son la diabetes, la artritis reumatoide y otras enfermedades inflamatorias.

¿Cómo tratamos la tenosinovitis de Quervain en Clínica Still Bilbao?

Empleamos todas las técnicas de rehabilitación manual fisioterapéuticas y osteopáticas para poder desinflamar la vaina que recubre los tendones pudiendo asociar la infiltración de antiinflamatorio guiados por ecografía o usando las terapias reparadoras y regenerativas como son el PRP y la Electrolisis Percutánea Intratisular (EPI).