Patología – Rodilla – Dolor de rodilla o gonalgia

Patologías

Patologías > Rodilla > Dolor de rodilla (gonalgia)

  • INICIO
  • Cabeza
  • Cuello
  • Hombro
  • CODO
  • MANO Y MUÑECA
  • COLUMNA LUMBAR
  • CADERA
  • RODILLA
  • PIERNA, PIE Y TOBILLO

Selecciona en el menú la sección del cuerpo para ver las distintas patologías.

Los videos nos sirven para ilustrar la diferentes patologías y tratamientos.

Son un gran trabajo creativo y divulgativo. Su origen americano está presente en los doblajes.

Compartimos de base su contenido, con matices, principalmente en su tratamiento, que hemos querido ampliarlo con nuestro enfoque en «Cómo lo tratamos en Still Bilbao».

Disfrutarlos, pero no olvidéis que en nuestra consulta estáis «en buenas manos”.

¿Qué es el dolor de rodilla o gonalgia?

Nuestras rodillas están formadas por 3 huesos: el fémur, la tibia y la rótula que están recubiertos por un cartílago esponjoso para evitar el roce,

Para formar la articulación están sujetos por una capsula con un líquido llamado sinovial y unos ligamentos que controlan el deslizamiento anterior y posterior (los ligamentos cruzados) y el deslizamiento lateral (los ligamentos colaterales).

Como las superficies de los huesos no son muy congruentes poseen dos meniscos en forma de cuña para darles estabilidad.

La articulación está controlada por unos músculos muy potentes (cuádriceps, isquiotibiales, gemelos) que deben estar muy bien entrenados para evitar daños en sus tendones (rotuliano, cuadricipital, anserinos). También, tiene unas bolsas serosas, las bursas (supra, pre y postrotuliana) que eviten el roce de estos músculos y tendones con el hueso.

¿Cuáles son las causas del dolor de rodilla o gonalgia?

Nuestras rodillas, además de moverse, deben soportar el peso del cuerpo, mantenernos erguidos y estables y amortiguar el impacto cuando caminamos y corremos. Por toda esta complejidad de estructura y función, es habitual tener dolor en las rodillas en algún momento de nuestras vidas.

En la juventud el dolor suele estar relacionado con el uso excesivo (ejercicios de alto impacto y repetitivos) y con las lesiones meniscales, ligamentosas y tendinosas.

A medida que envejecemos, además de por estas posibles lesiones, el dolor suele estar relacionado con la artrosis, es decir, el uso y desgaste que conlleva una degeneración progresiva de los cartílagos.

¿Cómo lo tratamos en la Clínica Still Bilbao?

En la Clínica Still Bilbao entendemos ambos procesos.

En la juventud evaluamos las lesiones y, siempre que no requieran cirugía, usamos técnicas de osteopatía y fisioterapia para su recuperación.  A menudo las diagnosticamos con pruebas exploratorias y con ecografía musculoesquelética que nos permite en tiempo real aplicar técnicas avanzadas como la EPI o las infiltraciones analgésicas, antiinflamatorias regenerativas locales de plasma rico en plaquetas, ozono o ácido hialurónico.

También valoramos todos los factores predisponentes relacionados con la estructura del paciente, su forma de pisar y sus métodos de entrenamiento, tanto si es un deportista aficionado como profesional.

En el adulto, cuando aparece la degeneración producto del envejecimiento natural, la artrosis, usamos técnicas regenerativas como el ozono y el PRP y lubricantes como el ácido hialurónico para retrasar sus efectos y proporcionar una mayor calidad de vida.